Compartir

GUATEMALA: FOTOREPORTAJE INHUMACIÓN DE 13 OSAMENTAS VICTIMAS DEL CONFLICTO ARMADO INTERNO, SAN ILDEFONSO IXTAHUACAN, HUEHUETENANGO

 
29 de noviembre de 2018,  el Consejo Nacional de las Comunidades para el Desarrollo -CONCODIG- acompaño, junto al trabajo de la Fundación de Antropología Forense Guatemala -FAFG- a los familiares de las victimas en la entrega, velación e inhumación de las 13 osamentas. 

 

 En un cementerio clandestino ubicado en el caserío la Hamaca de la aldea la Vega de San Miguel del municipio de Ildelfonso Ixtahuacan, Huehuetenango fueron exhumados las 13 osamentas que el 23 de febrero de 1983 miembros del ejército de Guatemala y de las patrullas de autodefensa civil (PAC) secuestraron y masacraron. 
De las 13 victimas fueron identificadas cuatro, José Ortiz Pérez, Alonzo Domingo Andrés, Alonzo Díaz Felipe y Fabiana López. Y las nueve víctimas no fue posible su identificación, quedando registradas en el código de FAFG.

 

 

 CONCODIG se pronuncio exigiendo al gobierno de Guatemala la aplicación de la justicia y el castigo a los responsables materiales e intelectuales de la violación a los derechos humanos cometidos en contra de la vida de la población civil. 

Señalo que el programa nacional de resarcimiento PNR no ha dado prioridad a las exhumaciones e inhumaciones lo cual es su responsabilidad, y que es un derecho de las familias sobrevivientes del conflicto armado interno.

 

El conflicto armado interno en Guatemala duro 36 años, dejando mas de 250 mil muertes y 45 mil detenidos desaparecidos.

La Comisión para el Esclarecimiento Histórico –CEH- presentó el Informe “Guatemala, Memoria del Silencio” El Informe concluyó que 93% de las violaciones de los derechos humanos fueron responsabilidad del Ejército de Guatemala y otras fuerzas de seguridad del Estado; que 3% de los hechos de violencia corresponden a las antiguas fuerzas insurgentes y que los restantes 4% podrían atribuírsele a otros grupos armados sin identificar (tales como cuerpos de seguridad privada de fincas, elementos civiles y otros funcionarios públicos). 

 

 

 

 CEH en su informe documentó también que 83% de las víctimas pertenecieron a pueblos mayas, mientras que 17% de las víctimas fueron mestizas. En el informe se documentaron 669 masacres, de las cuales sólo en el departamento de El Quiché se cometieron 344, en Huehuetenango 88 y en Alta Verapaz 61.