Compartir

Por el levantamiento de la extradición de Jones Huala

El titular de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza, Pablo Pimentel, y la vocera de la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia, Soraya Maicoño, fueron hasta Chile para entregar una carta firmada por Pérez Esquivel y Nora Cortiñas pero les negaron la entrada a la Casa de la Moneda.
 
Las autoridades de La Casa de la Moneda, en Chile, no recibieron a la delegación argentina que viajó hasta allí para entregarle en mano a la presidenta Michelle Bachelet o a su jefa de Gabinete, Analía Uriarte, una carta firmada por el premio Nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, para pedir por el levantamiento de la extradición del lonko mapuche Facundo Jones Huala, preso desde hace seis meses sin condena.   

Tras acordar las reuniones con las autoridades chilenas con el embajador de ese país en la Argentina, el presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) La Matanza, Pablo Pimentel, y la vocera de la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia, Soraya Maicoño, llegaron ayer hasta la Casa de la Moneda acompañados también por integrantes de las comunidades mapuches que viven en Chile. Sin embargo, fueron abordados por los carabineros que custodian la Casa de Gobierno y les impidieron el paso. Les dijeron que no había ninguna reunión pautada con los funcionarios.

“Venimos para dialogar con las autoridades de Chile. Nuestra intención era entregarle en mano a Bachelet la carta firmada por Pérez Esquivel y Cortiñas para que el Estado chileno levante el pedido de extradición que ha generando una crisis, el crimen de los crímenes, la detención ilegal de Facundo Jones Huala y la desaparición y muerte de Santiago Maldonado”, explicó Pimentel en declaraciones a Radio Caput.

Según remarcó el referente de derechos humanos, ya habían sido advertidos que la mandataria chilena estaría de viaje por lo que serían recibidos por la jefa de Gabinete, pero contó que al verlos llegar junto a Maicoño con su vestimenta típica de la cultura ancestral les negaron el ingreso. “Si mañana no nos atienden dejaremos la carta bajo protesta porque el gobierno chileno no ha tenido la gentiliza de dialogar con ciudadanos hermanos en el marco de una situación gravísima, donde está seriamente dañado el Estado de Derecho en nuestro país”, puntualizó Pimentel.

Para Pimentel, si no se levanta el pedido de extradición, la crisis en torno a la comunidad mapuche “se va a profundizar”. “Se va a seguir exponiendo a jóvenes que van a seguir pronunciándose por la liberación de Jones Huala y van a seguir habiendo desaparecidos”, opinó el titular de la APDH La Matanza, que remarcó que sólo fueron recibidos por la secretaria del presidente de la Corte Suprema de Justicia chilena, quien se comprometió a pautar un encuentro con el titular del máximo tribunal de Justicia de ese país.

Maicoño, a su vez, aclaró que el viaje tenía como objetivo alcanzar un “diálogo político serio sobre la situación tremenda que estamos viviendo como pueblo en Argentina y en Chile. Entendiendo que somos un solo pueblo y que hubo una división geográfica en la historia y eso nos terminó dividiendo”, dijo la vocera en declaraciones a Radio Libre de Chubut.

“Aquí la represión es gravísima. Ayer hubo una manifestación contra la criminalización de nuestros hermanos y ningún medio lo visibilizó”, puntualizó la vocera de la Pu Lof, quien también remarcó que a partir de la detención “ilegal y arbitraria” del lonko Jones Huala aumentó la represión y la judicialización contra los integrantes de las comunidades mapuches “terminando con la desaparición forzada de Santiago Maldonado”.